Canseco, notes and thoughts

De veras, ¿tienes el control?


Entre los riesgos para la salud del coronavirus, el estrés económico de la recesión, el distanciamiento social y los obligados apaños de trabajar desde casa, gran parte de nuestras vidas se asientan fuera de nuestro control, en estos momentos.


Las investigaciones muestran que cualquier cosa que podamos hacer para restaurar nuestra sensación de autonomía y control -incluso en pequeñas dosis-, nos ayudarán a ser más resilientes. Te propongo:


Primero, si está trabajando de forma remota, adapta tu espacio de trabajo y hazlo cómodo y personal. Define un límite claro entre "trabajo" y "casa" diciéndote a ti mismo: cuando estoy en tal habitación o usando tales auriculares, estoy "en el trabajo".


Segundo, identifica y aprovecha las ventajas de trabajar en casa. Por ejemplo, si ya tienes desplazamientos al trabajo que te roban tanto tiempo, puedes elegir a qué dedicar ese tiempo, ya sea durmiendo algo más, compartiendo con tu familia o amigos, o incluso con un nuevo hobby. "Simplemente" trata de resistir la tentación de pasar ese tiempo trabajando.


Tercero, puedes recuperar el control sobre su cuerpo y mente si priorizas tu cuidado personal. Invertir tiempo y atención en tu propio bienestar es crucial durante los momentos estresantes. Aunque es cierto que las restricciones de la pandemia pueden predisponer muchos aspectos de tu vida, la forma en que personalizas tu entorno, inviertes tu tiempo y te das un capricho depende de ti.


Cuarto, puedes y debes hacer las cosas de siempre, pero de forma diferente. Cambia tus itinerarios, prueba cosas, herramientas, sabores diferentes para realizar la misma tarea o acción, que te permitan experimentar una enfoque diferente y descubrir nuevas perspectivas. Desarrolla tu mente de explorar.